miércoles, diciembre 06, 2006

Aquel oscuro túnel...

"Había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío,
el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud,
toda mi vida"

Hace unos días atrás volví a leer El túnel de Ernesto Sábato. Creo que había olvidado cuan duro puede ser enfrentarse a un libro... el poder de las palabras como siempre he dicho. Volví a recordar también cómo aquel poder puede actuar silenciosamente y agarrarte en el momento propicio, en el menos indicado mentalmente puede ser a veces, pero en el momento justo para mostrarte en carne propia cómo, aunque provenga del rincón más oscuro, la literatura nos abre la mirada a la vida, vida que está llena, muchas veces, de aquellos sórdidos rincones.

Sábato en general se caracteriza por la crudeza que imprime a sus letras, pero en El túnel parece haber descubierto las claves para desatar toda una atmósfera terrible, oscura, una atmósfera que logra hacerte sentir que de verdad te adentras en aquel frío y escabroso túnel. Sin embargo lo más duro de todo es sentir que después de terminarlo, sólo has dejado el libro, pero de alguna forma te atascaste en aquella oscuridad.

Pienso ahora en Hesse y su Lobo estepario o Demian, en las cuales se plantean singulares perspectivas de ver al ser humano frente a la vida, de hecho hay una frase que recuerdo y que puede resumir la temática de Hesse: “Intentaba solamente vivir lo que tendía a brotar espontáneamente de mi interior. ¿Por qué habría de serme tan difícil?”…. De alguna forma este extracto puede servir de entrada a la sórdida atmósfera que encontramos en El túnel…el Ser frente a la vida, la duda frente a la existencia….en definitiva ¿Cuánto cuesta realmente llegar a uno mismo? ¿Cuál es el costo de desnudar nuestra propia existencia para tratar de enfrentarla?...hay algo en esto de vivir que cuesta tanto… qué tal encontrarte con la idea de que la vida, toda la vida no ha sido más que un oscuro túnel por el que vamos andando, oscuras galerías por las que atravesamos mirando el mundo desde pequeñas ventanas, ajenos a todo lo que en el vemos…qué tal la idea de que sólo te relacionas con ese mundo a través de pequeñas ventanas donde a veces al otro lado hay alguna mano amiga, alguna sonrisa a la que nos sentimos ajenos… Qué tal pensar que estamos solos, absolutamente….

En fin son cosas que uno piensa a veces, ideas que atacan de vez en cuando. Hay personas, más de las que yo pensaba, a quienes les encanto este libro de Sábato…todavía me pregunto por qué…yo aún estoy atascado en él.

A propósito del tema, recordé algo de un poema…

ESTACIÓN INMÓVIL

Quiero no saber ni soñar.

Quién puede enseñarme a no ser,

a vivir sin seguir viviendo?

Cómo continúa el agua?

Cuál es el cielo de las piedras?

Inmóvil, hasta que detengan

las migraciones su apogeo

y luego vuelen con sus flechas

hacia el archipiélago frío.

Inmóvil, con secreta vida

como una ciudad subterránea

para que resbalen los días

como gotas inabarcables:

nada se gasta ni se muere

hasta nuestra resurrección,

hasta regresar con los pasos

de la primavera enterrada,

de lo que yacía perdido,

inacabablemente inmóvil

y que ahora sube desde no ser

a ser una rama florida.

Es de Neruda…al igual que otro que empieza más o menos como… Sucede que me canso de ser hombre…y sigue como…..No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño, hacia abajo, en las tapias mojadas de la tierra, absorbiendo y pensando, comiendo cada día…
me encanta su final, algo así como… camisas que lloran lentas lágrimas sucias…

Eso es del poema llamado Walkin Around… que creo es algo que necesito hacer ahora.




... Sweet Insanity ...

4 comentarios:

  1. Anónimo3:32 p. m.

    Buen libro, nunca lo tomé demasiado en cuenta, pero es por que nunca pesco los libros del colegio, ni de ni un lao :P, en fin... no me gusta mucho la lectura, pero si puedo decir que es un buen libro...
    y tengo un pequeño problema, es que confundo el túnel con otro que no recuerdo su nombre (nada nuevo)...
    se extrañaba ya el espacio, se acercan las vacaciones y parece quedar menos tiempo libre, espero seguir leyendo cosas así, me entretengo un rato, pero qué pasó cn la música? el acústico de 3 libras?? jajajjaja mmmmm, no poh, nah que ver... sería...

    mi aporrrte :)

    Camila

    ResponderEliminar
  2. puta weón, nicolás es mi escritor favorito, ja.
    Pulento lo que publicaste, la dura.
    Esta semana no fue lo mismo sin ensayar, pero ya se viene la otra, con killing...... y pet(fa!).

    C ya guitar player.

    ResponderEliminar
  3. :) el tunel , no le digas a nadie pero mi amor platonico (mi ex prfoe de castellano) es igual a el , me encanta ese libro, creo que yo tb soy algo paresida a el protagonista, solo espero no matar a mi novio :)y con respecto a lobo estepario, como dice en no se que pagina, todos tenemos algo de lobos de estepa :) saludos niño :)

    ResponderEliminar
  4. Caminar en soledad mientras a tu alrededor todo sigue sucediendo, todos siguen muriendo, jugando y sangrando.
    Desde el túnel te era pemitido contemplarlo todo, tenía la mágica facultad de permitirte tocar, disfurutar de ese luminoso y, más tarde, egoísta mundo...
    Pero jamás saliste del túnel,
    nunca nadie quizo entrar...
    Soledad... buena o mala siempre estará.
    Aunque hay quienes tratan de evadirla a como de lugar, insanamente. Intentan deshacerse de ella desesperadamente, rendidos a la dulce sensación de estar acompañados, de ser un sucio parásito de otro ser humano, porque a si mismos ya no son capaces de aprovechar nada, ciegos por el egoísmo, olvidando lo que alguna vez fueron.
    Gran libro, aunque para mí el túnel nunca fué oscuro...
    SeRgIoHeAd

    ResponderEliminar