miércoles, agosto 29, 2007

El triunfo de Irak

Un pueblo acribillado y aturdido. Destrozado por años de sangrientas acciones de lucha y destrucción infame.
Es mucho lo que se puede decir con respecto a las terribles concecuencias de una guerra. Se puede intentar explicar el por qué se generan o cuales son las motivaciones o ideales en cada una de las trincheras confrontadas. Se pueden dar cifras que indiquen la cantidad de soldados muertos, civiles muertos, familias mutiladas, sangre derramada.
Se habla, generalmente para hacer dolorosamente evidente lo nefasto e inhumano del accionar militar, de los niños que resultan ser víctimas completamente inocentes, niños (como muchos otros en muchas partes del mundo) con cada vez mas escasas posibilidades de realizar sus sueños. Niños, sin ir mas lejos, como nuestros hijos, hermanos y sobrinos, con practicamente nulas posibilidades de educarse, de conocer distintas realidades. Y todos sabemos que el futuro de una nación son precisamente estas jóvenes vidas.
¿No es importante entonces entregar luces de felicidad, esperanza, y la posibilidad de seguir soñando en un futuro mas próspero? Los niños necesitan cada vez mas razones para ser feliz, y dado el caracter de este suceso en esta apesadumbrada parte del mundo, me resulta realmente importante mencionar al fútbol, (motivado en cierta medida por ser un tema antes aludido en este espacio) el deporte más popular del mundo y que a lo largo del planeta a tantas personas nos apasiona y entretiene, como un respiro a un pueblo repleto de dolor, como una bandera que esta vez no flamea como un estandarte de odio y violencia, sino como un ejército de hombres que lo entregaron todo para llevar una alegría a su gente destruída, anulada y cercenada a punta de tanques, rifles y "marines" que permanentemente cubren de temor hasta el último rincón de las vidas de las mas humildes familias.
El triunfo obtenido por Irak, que los deja como la mejor selección de fútbol en toda Asia, le entrega a su pueblo, sobre todo a sus niños, una nueva esperanza que entregaría el deporte, en cualquiera de sus ramas, la ilusión de luchar por su pueblo y por sus propias subsistencias por medio de alternativas radicalmente opuestas a las que ingratamente están acostumbrados.
Intensa y sensiblemente espero que los niños de Irak, al igual que "Los Leones de los dos Ríos", como se conoce a su seleccionado futbolístico, logren algún día conseguir sus aspiraciones y vivir sus sueños, para que de una vez por todas, los cotidianos y atemorizantes estallidos de granadas y coches bomba, se transformen simplemente en ensordecedores estruendos de multitudes gritando un gol, como ese 1 a 0 sobre Arabia Saudita, que por primera vez les permitió sentirse verdaderamente victoriosos. SergioHead.


6 comentarios:

  1. Anónimo6:56 a. m.

    Clap, clap, clap.

    Aplauso...
    Estoy conmovido, una de las alegrias que nos entrega el futbol.
    Ahora me voi a llorar.


    Marcelo.

    ResponderEliminar
  2. Diego Zambrano, el Bajista9:14 a. m.

    Me da pena leer semejante expresión, con la inversión ideológica planteada en este escrito.
    El pueblo iraquí, un país desvastado por intereses económicos de estados unidos, donde bien mencionas que es mutilado y violado para usos personales de unos pocos, debe exigir y (y a toda escala, incluso mundial) justicia a este atropello humano y sin dejar de lado la acción humanitaria resistente y contestataria, en el cual demuestra el descontento y total oposición a los negocios truculentos y despiadados de la potencia norteamericana. la forma de reclamar la justicia que reclaman los hombre, jóvenes, niños y mujeres de Irak, es una justicia efectiva, donde el opresor blanco se retire de aquellas tierras que no le pertenecen y dejen sus recursos naturales en paz, en las cuales las dispongan como quieran como a su vez, disponer del mejor gobierno que quieran y no impuesto por una dictadura económica y no disfrazar el dolor de los hermanos irakies con un juego de fútbol, una pasión falsa de nacionalidad (partamos con la idea nacionalidad , que en el caso que existiera tal idea, esta desvastado en Irak con los grupos religiosos opositores unos a otros y de una minoría rastrera que apoya el interés liberal de tío SAM). El campeonato de fútbol asiático que lo haya ganado Irak es un mero bálsamo a una de las miles de heridas sufridas por los despojados de su libertad, el que hayan logrado ser campeones de una liga, no hace mas que dar una aspirina a un dolor de migraña severo. El hecho que plantees que el fútbol sea una forma valida de lucha por la nación (como si esa cosa existiera) es algo totalmente absurdo, que el deporte sea una vía de desarrollo a la adversidad contingente, por favor, el fútbol como lo planteas aquí puede ser incluso para ocultar los temas que realmente importan, como es la economía, la política o la seguridad integra social. (ejemplo ilustrativo, crisis económica argentina donde nacieron los famosos corralitos, en el cual el gobierno destinaba dineros a la selección argentina para que el pueblo se "entretuviera y olvidara por un momento sus problemas que gravemente afectaban su calidad de vida y para mas recacha, pierden en primera ronda en el mundial) el fútbol es un mero opio distractor de el pueblo como la religión, donde el tema de presentarles un falso patriotismo de 90 minutos y ver la esperanza de que el dios de la pelota les salve la falta de pan y agua en el día a día.
    Tu pensar hermano, es un pensar fanatizado, tal como fanático católico le reza a dios, donde la pasión legítima de la lucha en la cancha se traslada inevitablemente en tu lente de visión de realidad. La pasión del fútbol es tu ideología, tu pensar, pero que socialmente produces es la inversión de la realidad, donde provocas que exista lo inexistente, o mostrar lo que no hay. La conciencia la pones sobre la existencia negando un pasado violento con una presente estancado de 45 por lado, dándole razón a los que realmente están dominando la situación. Los poderosos de wall street

    en pocas palabras.

    de fútbol no vive la gente.
    Vive de la realidad. De pan, trabajo y libertad.

    ResponderEliminar
  3. Hay que reconocerlo, por primera vez el diego nos concede una critica entendible y digna de apreciar y comentar... gracias por eso.
    Estamos claros que de futbol no vive la gente, bueno, no la gran mayorìa, eso es obvio, pero lo que si es capaz de entregar este deporte es la siempre bienvenida posibilidad de entregarse a un sueño y hacerlo realidad. tal vez estas palabras suenen a utopìa y tal vez hasta inocentes, y es que tal vez lo que me importa y en lo que estoy pensando cuando escribo esto, es en aquellos niños iraquìes que por primera vez se vieron envueltos en una lucha que no involucraba armas, muerte y sangre sino la esperanza de creer no en una naciòn, ni en una guerra sino en seres humanos que eligieron otro destino para ellos y no optaron por tomar un fusil para darle una alegria a su pueblo. Quiero creer que esos niños pueden optar por ese destino como una salida a la miserable vida a la que fueron arrojados, y si el futbol o cualquier otro deporte, o la misma mùsica que intentamos hacer nosostros, es capaz de darnos la esperanza de creer en otro futuro posible, en otra forma de enfrentar la dura realidad, bienvenidas sean estas victorias.
    Aùn asi no nos olvidemos de todo lo que hay detras, dejemos a los niños soñar, pero nunca olvidemos que hay una historia, muchas veces oculta, que contar.

    Ando positivo estos dias, no me culpen...



    ESTOY VIENDO LA POSIBILIDAD DE ENSAYAR EL DOMINGO EN MATTA... PARA QUE SE PROGRAMEN, LES AVISO LUEGO.

    ResponderEliminar
  4. Parece que Diego ademàs de no hacerse entender (a excepciòn de esta vez), no es capaz de entender lo que lee.
    No puedo estar más de acuerdo con practicamente todo lo que dijo (sigo siendo un poco escéptico con respecto a las conspiraciones mundiales que él propone, de esas en las que tenemos que cuidarnos de la CIA hasta cuando meamos en un arbolito), sé perfectamente que el pueblo iraquí necesita de una justicia real.
    Pero por favor, estoy hablando de fútbol, de lo que le provoca alegría a los niños, no me imagino a Diego a los 5 años contento porque triunfó el SÍ en el plebiscito que sacó a Pinochet del poder. ¿Insinuar que la pasión del fútbol sea una ideología?.... plop! en ningún momento siquiera se insinúa en la publicación.
    La verdad es que esperaba un comentario así, pero no pensé que fuese necesario especificar que no estaba intentando plantear que un título deportivo le llevara pan a la gente, (pa la otra te hago una publicación especial par tí, me encargaré incluso de usar manzanitas), supuse que todos ya lo sabíamos, por favor... que todo el mundo ya lo sabía, además de, insisto nuevamente, nunca estar mencionado en la publicación.
    ¿Es un falso patriotismo sacar una bandera por el auto celebrando un triunfo de la selección nacional del país que sea? Me parece de una soberbia castrence, militarizada, que alguien se sienta con derecho de decir cual es una actitud patriota... o sea, sin-k-pital, recuerdas? la bandera al revés que sostenías en tus manos en la foto de fin de año, recuerdas?
    Sé y todos sabemos perfectamente cuales son las típicas artimañas para distraer a la gente de verdades incómodas, pero la opción del deporte siempre es la más accesible y la mas sana distracción para un niño, no creo que entonces sea la solución regalarles libros de Marx o, en su defecto, play stations a los niños de países en guerra como aparentemente le gustaría al "bajista".
    Definitivamente prefiero ver a un niño jugando una pichanga con la clásica pelotita de trapo, que verlo con un fúsil, haciendoles creer que matando se solucionan las cosas.
    Nunca, jamás insinué, y espero que los demás SÍ lo hayan entendido, que el trinfo en la Copa Asia entregara soluciones reales a esta gente adolorida, solo se trataba de mencionar un suceso poco común y alegre para un país devastado, una opción existente para olvidar aunque sea un momento la guerra, hablé de esperanza y de sueños... un tema poco relevante quizás, juzgen ustedes mismos,pero simplemente alegre.
    Ahora una pregunta, espero que no se interprete mal y no se mezcle con esta polémica... ¿"El bajista" no es el que toca el bajo??
    ¿el que TOCA el bajo??
    Ahi nomah...
    chau, sigan posteando.
    sHead

    ResponderEliminar
  5. Y ahora para Nico... Me siento completamente conforme de la forma en como entendiste o interpretaste la publicación. Era exactamente lo que yo esperaba que se entendiera. Que gusto...
    sH

    ResponderEliminar
  6. Es asi...y sin irme en la vola (del todo), lamentablemente y como muy bien escribieron en un gran cartel unos trabajadores pa las protestas del pasado 29/8 "NUESTROS SUEÑOS SON SUS PESADILLAS"...y es que el fakin sistema,lo unico que hace es quitarnos nuestros sueños (y el sueño tb)--- y a la vez limitar el soñar a algo impalpable y nunca materializable...

    --- ***** ---
    fuera los yankis d irak..
    y todos los fakin soldaditos!

    y mas sonrisas para los niños del world!


    Abrazos compas!

    Eme.

    ResponderEliminar